Hamilton: The Revolution (Sí, sí, sí)

¿Adivinen quién está leyendo libros de nuevo? dancing bounce hamilton lin manuel miranda jamming

La vida real ha sido un poco demasiado atareada últimamente. Por los pasados dos años para ser sincera (con las mudanzas, los problemas económicos y ser una ingeniera ambiental en proceso) no he podido hacer más que centrarme en la universidad, que de por sí es fuente de frustraciones, desvelos, alegrías, orgullos, dolores, stress…

Pero, hoy, por fin tengo tres segundos para venir a hablarles de algo que me ha cambiado la vida. Hamilton. Yep, el musical de Broadway. El musical de Broadway escrito por Lin Manuel Miranda. Hamilton, the ten dollar, founding father without a father, got a lot farther by working a lot harder, by being a lot smarter, by being a self-starter… Sorry, me dejé llevar.

Empecé a escuchar sobre Hamilton hace un año en tumblr. Recuerdo que leí un post sobre cómo los críticos decían que si los latinos y personas de color querían ser protagonistas de obras de Broadway pues debían ponerse ellos a escribirlas y actuarlas, y cuando Lin Manuel Miranda lo hizo se quejaban de que él mismo protagonizara el musical que él escribió. Pero luego Hamilton salió, con un cast completamente diverso y fue más que épico. Desde entonces ha batido todo tipo de récords y es considerado el musical más exitoso de la década. Y no es por ser fanática entregada, pero las canciones, las letras, la música, los actores, los vestuarios, las coreografías, todo lo relacionado con este musical, es una obra de arte.

1613026200563Ahora, hablando de libros, cuando salió la noticia de que Lin estaba escribiendo un libro no podía creerlo, pues la obra en sí está basada en el libro Alexander Hamilton de Ron Chernow; pero Hamilton: The Revolution es un libro que contiene las canciones escritas por Lin Manuel Miranda, sus recuerdos sobre escribir el musical y las dedicatorias y anécdotas relacionadas con la realización de la obra. También hay partes históricas sobre la biografía de Hamilton y una que otra sorpresa (como las referencias a Harry Potter y las increíbles fotografías del musical). Y en sí, el libro es también una obra de arte.

Tuve la dicha de conseguirlo antes de que se acabara en Amazon y de hecho, iba a comprar Harry Potter and the Cursed Child, pero no me pude contener y me decidí por Hamilton: The Revolution. And I regret nothing!

Nunca esperé que al leer sobre el musical me pusiera tan emocional. En cada página reía, quería haber estado en cada una de sus anécdotas, me asombraba del nivel de genialidad de Lin Manuel para escribir esas canciones, lloraba con algunas de ellas (lo acepto, con el segundo disco siempre lloro) y con cada dedicación me deshacía en sentimientos.

Quartz hamilton wait for it leslie odom jr broadwayMe encantaban esas partes personales sobre el cast, como cuando Leslie Odom Jr. grabó “Wait for it”, y alguien aventó un zapato fingiendo enojo porque lo había hecho espléndidamente bien (es mi canción favorita) y cuando después de él le dijeron al cast que pasaran a cantar las armonías, Okieriete Onaodowan respondió “I’m not singing shit right now“. Las voces de Leslie Odom Jr., de Phillipa Soo, de Daveed Diggs… todo el cast no tiene comparación.

Y lloré con las últimas canciones como siempre, pero saber que la línea “Best of wives and best of women” fue escrita por Hamilton en su carta de despedida para Eliza. Oh Dios, estoy llorando de nuevo. It’s quiet uptown me ha destrozado en todas sus formas, escuchándola, cantándola, viéndola y leyéndola. Me he enamorado profúndamete de este libro, de este musical, de esta experiencia. Sólo puedo clasificarlo como uno de esos libros que me cambiaron la vida.

Estaba tan feliz por leer este libro que intenté aplazar su lectura lo más que pude, releyendo las mismas páginas cuatro o cinco veces, memorizando las letras, viendo las fotografías por horas. No pude soltarlo ni un segundo, entre las anotaciones musicales y las históricas me sentía llena de alegría por cada dato que se daba a conocer, lloraba con las letras de las canciones y reía a carcajadas con las anécdotas de Lin Manuel Miranda.

Una foto publicada por Karina Esmeralda (@karyshaw) el 7 de Jul de 2016 a la(s) 8:59 PDT

En fin, que hice lo que pude para no terminarlo pero todo lo bueno debe llegar a un fin y así fue. No pude parar de llorar en ningún momento. Fueron demasiadas emociones vividas.

Espero algún día poder ver el musical en vivo. Espero que Lin Manuel Miranda nunca deje de escribir ni de encontrar inspiración. Espero que todo el mundo llegue a escuchar/ver/leer la maravilla de este musical.

Espero nunca olvidar que no tienes control sobre quién vive, quién muere, quién cuenta tu historia.

PD 1: Sí, lo terminé de leer el 7 de julio pero hasta ahora tengo tiempo de escribir esta reseña.
PD 2: SO GOOD, GO READ IT.
PD 3. Le doy 5/5, todas las estrellas del mundo y hasta nuestros búhos saltones.

trd-owls5

Anuncios